Cupón de 5% en Primera Compra: PRIMERACOMPRA

Mejores colores para la cocina: ¡mira todas las opciones!

Cocina Lux

Definir los mejores colores para la cocina es extremadamente importante. Al fin y al cabo, dependiendo del tono elegido, el ambiente puede parecer más grande, más iluminado y también reflejar la personalidad de los habitantes. Otro punto importante es que, dependiendo de los colores de cocina seleccionados, es posible despertar sensaciones como alegría, bienestar y acogimiento. ¿No es genial?

Si tienes dudas sobre qué colores usar para pintar la cocina, ¡mira los consejos que hemos preparado!

¿Cuáles son los mejores colores para la cocina?

No existe una regla para definir los colores para la cocina. Lo más importante es intentar elegir un tono adecuado a las características del ambiente, a la personalidad de los habitantes y al estilo deseado. A la hora de elegir los colores para una cocina pequeña, por ejemplo, prefiere las versiones más claras, que ayudan a traer una sensación de amplitud y hacen que el espacio parezca mejor iluminado, reflejando la luz. Por otro lado, los colores cálidos, al ser enérgicos, ayudan a estimular el apetito y la comunicación – todo que ver con la cocina, ¿no es así? Utilizarlos en los colores de los gabinetes de la cocina también puede darle un toque especial a la decoración.

¡Vamos a ver en detalle algunas de las mejores opciones de colores para la cocina!

Colores neutras e claras

Los colores neutros y claros son los más utilizados, sobre todo en cocinas compactas. Y lo mejor es que son muy fáciles de combinar; si tienes una cocina americana o abierta e integrada con la sala, por ejemplo, es más sencillo armonizar los colores de ambos ambientes.

Los gabinetes blancos son elecciones seguras que combinan con diferentes ambientes, estilos y personalidades. Quienes deseen una cocina totalmente limpia pueden invertir en muebles, encimeras y revestimientos blancos, dejando los detalles para los colores de los grifos y los electrodomésticos de acero inoxidable, por ejemplo.

Ahora, si quieres una cocina más alegre, puedes usar el blanco en los gabinetes y una o dos puertas en tonos más fuertes y vibrantes, o un revestimiento estampado en la barra. Sin embargo, una cocina clara y neutra no tiene que ser solo blanca. Hay muchas otras opciones como gris claro, beige, perla, etc.

Amarillo

La cocina amarilla es alegre y vibrante, manteniendo un ambiente optimista y animado. Es ideal para personas que tienen esa personalidad más versátil y abierta. El color, además, ayuda en la inspiración y contribuye a mantener un ánimo más elevado.

Sin embargo, ten cuidado: en exceso, este color puede traer un toque ligeramente triste. En las cocinas, una excelente combinación es el gris con amarillo, principalmente para quienes desean una cocina industrial y urbana.

Estos colores también son fáciles de combinar con diferentes estilos y tamaños de cocinas. En las pequeñas, usa el gris claro para la mayor parte de los armarios y destaca algunos con el amarillo.

Amaderado

El amaderado no es exactamente un color, ¿verdad? Pero estos tonos de madera están muy de moda y añaden un toque acogedor y sofisticado a las cocinas. Otra ventaja es que la madera es muy versátil, combinando con diferentes colores, estilos y personalidades.

Al elegir los colores para cocinas pequeñas, prefiere las maderas más claras, con detalles en tonos neutros. Si deseas usar una madera más oscura, en ese caso, déjala para los detalles.

Los tonos amaderados combinan con cemento pulido, mármol, acero y muchos otros materiales. Una idea es usar una encimera de mármol para el fregadero y otras partes superiores de los armarios y mostradores, ayudando a iluminar las cocinas, o una encimera de otro material, que sea más claro e iluminado.

Azul

El azul está muy de moda y es uno de los colores más elegantes para cocina, creando ambientes diferenciados. Además, es una tonalidad fácil de combinar. Como los demás colores fríos, el azul puede tener diferentes tonalidades, desde el más claro hasta el más oscuro y cerrado.

Si vas a usar tonos de azul marino, prefiere suavizar el resto de la cocina para dejarla más ligera, y también apuesta por un buen proyecto de iluminación, especialmente para las encimeras de trabajo.

En líneas generales, sin embargo, el azul no es un color que estimule el apetito. Puede combinarse con colores cálidos si deseas una cocina jovial y alegre. Otras combinaciones posibles son: blanco, gris, tonos de verde agua, negro, detalles en acero, amaderados, rojo, naranja, verde, rosa y amarillo.

Coral

La cocina coral es una tendencia y crea un ambiente encantador y bastante delicado. Como es una tonalidad clara, no pesa visualmente y no es difícil de combinar. El color trae una atmósfera relajada, alegre, espontánea y optimista, además de favorecer el bienestar. ¡Características excelentes para una cocina, ¿no crees?

Incluso las cocinas compactas pueden apostar sin miedo por esta tonalidad, combinándola principalmente con tonos neutros como blanco y gris claro. Puedes usar combinaciones con innumerables otras tonalidades, como: gris oscuro, lila, verde esmeralda, verde petróleo, amaderado, verde agua, morado, cemento pulido, azul marino, etc. También se puede utilizar con revestimientos de Marmol, azulejos decorados con grafismos, revestimientos amaderados (claros u oscuros) y varias otras tendencias.

Negro

El negro es uno de los colores para cocina que está muy de moda. Sin embargo, este es un color que requiere más personalidad. En el caso de las cocinas pequeñas, el negro también puede aparecer, pero los revestimientos necesitan tener colores más claros y es fundamental invertir en un buen proyecto de iluminación.

Verde

El verde es el color que inspira la calma, la tranquilidad y el bienestar. Una tonalidad de tendencia es el verde menta (ese más claro y súper fácil de combinar). Otra idea genial es crear una cocina monocromática, con varios tonos de verde, desde los más claros hasta los más oscuros, ideal para quienes desean algo creativo. Si quieres apostar por la tendencia de la cocina verde menta, puedes usar cualquiera de los colores pastel y tener un ambiente con inspiración retro. Otra posibilidad es combinar con revestimientos de mármol claro, con fondo gris, azulejos tipo metro blancos, revestimientos de madera, electrodomésticos de acero inoxidable y colores como gris oscuro, azul marino o blanco, por ejemplo.

Rojo

El rojo es uno de los colores para la cocina que estimula el apetito. Sin embargo, es fundamental dosificar la cantidad de esta tonalidad en el ambiente, equilibrándola con otros tonos más neutros, creando un espacio agradable. 

Si quieres dar un toque de modernidad, la sugerencia es invertir en el marsala o magenta, que son tipos de rojo. El marsala es más cerrado, casi cercano al borgoña, mientras que el magenta es más vivo y se encuentra entre el rojo y el azul. Incluso, el Viva Magenta fue elegido el color del 2023 por Pantone. 

Quienes son más "tímidos" y desean usar el rojo para aportar un toque de alegría, pueden apostar por el color solo en objetos y utensilios y mantener la base de la cocina más neutra. Pero, si eres más atrevido y amas el rojo, puedes usar la tonalidad en encimeras, armarios, paredes, suelos y otros puntos más llamativos. El rojo combina con: blanco, gris claro, negro, beige, tonos de madera, tonos cobrizos y acero inoxidable.

¿Cuál es el color ideal para cada tipo de cocina?

Ya te habrás dado cuenta de que no hay un color ideal para la cocina, ¿verdad? Todo dependerá del estilo que quieras darle al ambiente. Pero es importante considerar las características de tu cocina, utilizando los tonos con sabiduría.

Elegir colores para cocinas pequeñas y poco iluminadas requiere más cuidado. Los colores más fuertes o cerrados pueden abrumar y hacer que los espacios parezcan aún más pequeños, mientras que los tonos claros y neutros ayudan a crear la sensación de que el espacio es más amplio, reflejando la luz.

Sin embargo, si te gustan el negro o el azul marino, por ejemplo, no tienes que renunciar a ellos solo porque tienes una cocina pequeña. Se puede dosificar, aprovechando la estrategia de colores de los gabinetes de cocina, al usar el blanco en su mayor parte y dejar solo algunos gabinetes (como los de arriba del fregadero o debajo de él) en esos tonos.

Las cocinas pequeñas también pueden usar algunos armarios con puertas espejadas, que ayudan a crear esa sensación de profundidad y de que el ambiente está más iluminado. Recuerda equilibrar el espacio, pensando en revestimientos para pisos, paredes y encimeras que tengan relación con el estilo adoptado y con el color elegido. Si deseas darle un toque más moderno, puedes usar electrodomésticos de acero inoxidable, encimeras de mármol o grifos negros, por ejemplo. 

Por otro lado, una cocina industrial combina perfectamente con encimeras y pisos que aporten la sensación del cemento pulido. La madera es un elemento versátil, que aparece tanto en cocinas rústicas como contemporáneas, dependiendo de los colores y combinaciones elegidos. 

A la hora de elegir los colores para la cocina, piensa en ideas para traer contraste, ya que esto hará que el ambiente sea más vivo y lleno de personalidad. Incluso si deseas usar solo tonos neutros y claros, es posible agregar detalles contrastantes como una puerta espejada, una encimera de madera, un revestimiento con textura, los electrodomésticos de acero inoxidable, y así sucesivamente.

Madesa te ayuda a transformar tu cocina

Después de estos consejos, ¿verdad que ahora es más fácil elegir los colores para la cocina? En nuestro blog, encontrarás muchos otros contenidos como este para inspirarte. ¡También aprovecha para conocer las innumerables posibilidades de cocinas Madesa en nuestra tienda oficial y transforma tu hogar!

Escribir un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.